El Xerez Toyota Nimauto vuelve este sábado al Ruiz Mateos (18:30 horas) después de haber disputado las dos últimas jornadas lejos de Jerez. Los xerecistas han logrado tres de los seis puntos posibles, aunque en su última salida hacia Melilla merecieron un resultado mejor ya que el resultado final (2-1) no hizo justicia a los visto sobre el terreno de juego.

Este fin de semana llegará a Jerez el Jumilla FS, un rival que aventaja a los xerecistas en solo un punto por lo que se prevé un encuentro muy disputado entre dos equipos que buscarán seguir escalando posiciones en la tabla. El equipo murciano venció en su último encuentro a Triana por 9-4, superando a así a los de Azurmendi en la tabla clasificatoria.

En lo que respecta al equipo, Azurmendi asegura que después de una semana dura en la que el equipo ha tenido que digerir la difícil derrota en Melilla, donde el equipo mereció más, «toca recuperarse, y donde mejor que en el Ruiz Mateos» donde los azulinos volverán a sentir el calor de los suyos. Enfrente tendrán un rival «que no vendrá a especular y a por los tres puntos. Tienen jugadores de mucha calidad y de superior categoría, con un enorme potencial ofensivo. Llevan los partidos al límite con el uso del portero-jugador, pero son equipos de los que me gustan, con un juego dinámico y alegre».

Pese a todo, el jerezano advierte de la dificultad de afrontar un partido de estas características debido a que el rival está más habituado. «Se desarrolla en un contexto muy cambiante y eso puede generar incertidumbre. A sabiendas de que ellos vendrán a proponer un juego así, tenemos que contrarrestarlo de la mejor manera posible».

Finalmente, Azurmendi espera poder darle una nueva alegría a la afición, asegurando que «estoy convencido de que se lo van a pasar bien» además de que «los vamos a necesitar como nunca».

Pin It on Pinterest