La primera plantilla del Xerez DFC Toyota Nimauto ha realizado un visita sorpresa a los niños de la casa hogar Mornese. Los miembros de la plantilla azulina han participado en la I carrera virtual realizando un donativo y después han podido compartir un rato con los jóvenes y educadores de la casa hogar Mornese.

Tras un intercambio de presentaciones, los jugadores le han regalado a cada niño una camiseta y un balón de fútbol. Asimismo, los jugadores xerecistas han tenido unas palabras de cariño y ánimo hacia cada uno de los menores, así como el canto de feliz cumpleaños a uno de los chicos del centro. Como no podía ser de otra manera, el encuentro de convivencia finalizaba con un partidillo que los componentes del centro nunca olvidarán.

Pin It on Pinterest