El Xerez Deportivo FC ya se ha repuesto de la derrota del pasado domingo en Chapín frente al Conil CF y buscará dar una nueva alegría a su afición este fin de semana antes del parón liguero. Los xerecistas, en palabras de Josu Uribe, han realizado una gran semana de entrenamientos, conscientes de la importancia del partido, y de que se medirán a un rival que todavía no ha perdido en casa. Para el choque, serán altas Adri Rodríguez y Amin, tras cumplir sanción, y el recientemente incorporado Chico Díaz. Por su parte, serán bajas Bello, por sanción y Jesús López, Casares y Zafra, por lesión.

El domingo, Uribe espera un encuentro «duro y exigente» ante un buen filial. «La cantera del Sevilla siempre es muy competitiva, pero iremos a por los tres puntos con toda la ilusión del mundo». Para el choque, el técnico azulino cuenta con altas importantes como las de Adri y Amin y suma un nuevo efectivo en ataque con la llegada de Chico Díaz. Por su parte, también afirmaba que Casares encara la recta final de su recuperación y este viernes ya realizará parte de la sesión con el grupo. «Javi es un jugador muy importante, sobre todo en partidos como el del pasado domingo, con un equipo tan encerrado. Por su parte, tener a Adri nos dará mucha energía; Amin también nos va a venir muy bien; y Chico es una alternativa más en ataque».

Precisamente sobre la adaptación de Chico al grupo, destacaba que su adaptación ha sido rápida en parte gracias a que ya conocía a muchos de sus nuevos compañeros. «Es un jugador de calidad, con una gran definición, aunque le ha costado adaptarse a la intensidad de las sesiones, pero nos puede dar muchas cosas buenas».

Uribe ya sabe lo que es dirigir al primer equipo tanto fuera como en casa, pero será este domingo cuando pueda disfrutar de verdad del primer gran desplazamiento de la afición xerecista. En este sentido argumentaba que «como profesional es espectacular. Ya les he dicho a los jugadores que cuando se mueve tanta gente para verte lo que no puede faltar es actitud, fuerza e ilusión. La afición del Xerez es futbolera, siente a su equipo y ojalá podamos disfrutar con ellos allí y a las siete de la tarde darles una alegría». «La presión es algo con lo que tenemos que convivir, estamos en un club que tiene un proyecto muy bonito y donde ojalá podamos pelear a final de temporada por ascender. El bagaje del equipo a día de hoy es muy bueno», explicaba Uribe.

Sobre el rival de este fin de semana, el preparador xerecista destacaba que cuenta con un gran bloque y que todavía no ha perdido en casa. «Hay una cosa de la cantera del Sevilla que me gusta mucho y es que compiten. Son jugadores muy preparados para el mundo profesional porque desde pequeños les inculcan esos valores. Aunque también se van a encontrar en frente a un equipo que es muy difícil de ganar». Para finalizar, Uribe apuntaba que la intensidad será clave para sacar los tres puntos. «Va a ser un partido exigente, con dos equipos que imponen mucho ritmo al juego, un campo de césped natural en buenas condiciones donde se verá un buen partido. Nosotros tenemos mucha más experiencia y madurez y tenemos que sacarla a relucir para contrarrestar la calidad y la velocidad de sus futbolistas».

Pin It on Pinterest