Andrés García Tébar lamentaba la derrota del Xerez Deportivo FC en El Rosal en un partido que se decidió por una “jugada aislada” a balón parado. El técnico destacaba que el partido era de “empate” pero un error individual terminó suponiendo que su equipo se marchara de vacío. “Todo se ha comprimido más, pero aun así seguimos dependiendo de nosotros mismos. Hace 12 o 13 jornadas todos hubiésemos firmado estar así. Tenemos que dar un carpetazo a esta derrota, olvidarnos cuanto antes y centrar todos nuestros esfuerzos en el próximo partido en Chapín”.

El partido se decantó por un penalti por mano Robin tras una falta lateral, una acción en la que el zaguero azulino reclamó falta previa. Cuestionado sobre este asunto, García Tébar comentaba que “no he visto la acción porque estaba hablando con González. No puedo decir si hubo falta porque no lo vi”. Además, sobre el resultado y visto lo expuestos sobre el terreno de juego, el entrenador xerecista destacaba que “los números se han reflejado en el partido. Nos enfrentábamos las dos defensas más sólidas y ocasiones claras no ha habido por parte de los dos equipos. Probablemente ellos tuvieron más posesión, pero poco más”.

A falta de tres jornadas, el Xerez sigue dependiendo de sí mismo, pero el próximo domingo solo le vale la victoria en Chapín ante los Barrios. “Una final es cuando no hay más, es verdad que aun quedarían seis puntos, pero teniendo en cuenta las connotaciones del partido sí podemos tratarlo de final”. Para finalizar, García Tébar explicaba que para lograr la clasificación para la liguilla será necesario sumar los 9 puntos restantes. “Las exigencias son tan grandes que a nosotros nos obligan a ganar esos tres partidos. Somos un equipo diferente, pero somos diferentes porque todos formamos una familia y tenemos que estar en las buenas y en las malas. Sé que la afición va a responder, pero quiero recalcar que los necesitamos porque con ellos somos muchísimo más fuertes”.

Pin It on Pinterest