El Xerez DFC Toyota Nimauto disputa este sábado una nueva jornada de liga. Los xerecistas, tras encadenar su segundo triunfo consecutivo lejos del Ruiz Mateos buscarán tres nuevos puntos en su visita a Melistar (20:00 horas), uno de los rivales llamados a pelear por las primeras plazas de la competición y que hasta el momento se ha mostrado muy fuerte como local, aunque no tanto como visitante.

Para la cita, además, Jesús Azurmendi pierde en ataque a Joselu, que sufre una microrrotura, y al meta Joni. Pese a todo, el preparador azulino confía en hacer un buen papel y mantener la buena dinámica que el equipo viene registrando lejos de Jerez.

«Visitamos una de las peores canchas posibles, tanto por lo que supone el desplazamiento a Melilla como por la calidad y el potencial del rival. Es cierto que Melistar no está donde todos esperábamos, pero por presupuesto y calidad va a estar ahí sí o sí y lo harán más pronto que tarde. En casa están rindiendo bastante bien y será cuestión de tiempo que se metan arriba», asegura Azurmendi.

El Xerez, por su parte, llega a la cita en una cómoda posición en la tabla y con la única idea de seguir creciendo y sumando puntos en este primer tramo de la competición. «A nivel de rendimiento estamos bien, pero entramos en un ciclo de cuatro partidos donde nos enfrentamos a rivales de mucha entidad y donde espero que sepamos competir todavía mejor y creciendo como equipo. En Melilla nos espera un partido duro, difícil de jugar y de competir, pero donde esperamos obtener un resultado positivo».

Pin It on Pinterest