Robin Lafarge debutaba con el primer equipo del Xerez Deportivo FC en el encuentro frente al Algeciras. El central no había tenido la oportunidad de defender todavía los colores xerecistas sobre el terreno de juego y ante el Algeciras tuvo la oportunidad de hacerlo. Robin ocupó el centro de la defensa junto a Rodri y Joaqui y completó los 90 minutos. “Estaba esperando este día desde que llegué. Mi primer trabajo era que el equipo no encajara goles, lo hemos conseguido, pero sería más feliz si hubiésemos ganado. Tenemos que hacer bueno este punto ganando el jueves”.

El jugador francés destacaba la confianza depositada en su figura tanto por el entrenador como por el cuerpo técnico. “Quiero agradecer a todos su apoyo. Mi objetivo era darlo todo en el campo para devolver esa confianza y es lo que he intentado hacer. Ha sido un placer jugar en este estadio, ante esta afición y este ambiente. Es un día para recordar”.

Desde su llegada al club, Robin ha trabajado a marchas forzadas para ponerse al mismo tono de sus compañeros, después de un periodo de inactividad. “Me he estado preparando para este momento, cada minuto que pasaba el campo parecía más grande, pero he tenido muy buenas sensaciones”.

“Hemos empujado hasta el final para intentar hacer un gol. Hay días en los que el balón no quiere entrar, pero quiere felicitar a todos mis compañeros porque han hecho un trabajo increíble”, continuaba explicando. Sobre el rival, también destacaba que se trata de un gran equipo, con jugadores contrastados “pero nosotros hemos estado unidos y ha sido un partido igualado”.

Para finalizar, Robin destacaba que para estar entre los cuatro primeros clasificados de la tabla hay que ganar este tipo de partidos. “Tenemos que olvidarnos ya de este partido y centrarnos en el partido del jueves ante el Córdoba”.

Pin It on Pinterest