Más de 400 personas asistieron el pasado sábado 17 de agosto al encuentro que enfrentó al Xerez DFC Toyota Nimauto y al Real Betis Balompié, equipo de Segunda División. El pabellón jerezano fue testigo de un partido emocionante donde los azulinos, a pesar del resultado final, estuvieron a la altura del nivel de su rival. De esta forma lo explicaba el entrenador, Ricardo Villaça, que reconocía que “jugar en el Ruiz Mateos es un aliciente importante porque la gente nos anima mucho. Aquí hay mucha afición al futsal conquistada a través de mucho tiempo atrás. Es nuestra casa y dominamos todas las referencias de la pista”.

Tras el partido, el técnico xerecista se mostró satisfecho por la actuación del cuadro azulino, asegurando que “el juego del equipo fue sobresaliente teniendo en cuenta el rival que teníamos delante”. “El equipo presionó la salida de balón del Real Betis durante todo el partido y en la primera parte jugamos de tú a tú en muchas ocasiones”, comentaba Villaça.

El técnico brasileño acusaba varias pérdidas de balón como causantes de la victoria verdiblanca: “En la segunda parte seguimos presionando arriba, manteniendo un buen ritmo, aunque no fue tan alto como en la primera. Dos pérdidas nuestras sentenciaron el encuentro a favor de ellos” y finalizaba explicando el gran acierto en portería del rival asegurando que “la calidad técnica del rival quedó plasmada en las finalizaciones”.

Pin It on Pinterest