El Xerez DFC Toyota Nimauto sumó su primera victoria de la temporada en su estreno liguero en casa. Los xerecistas, pese a su renta inicial de dos goles, vieron como el SIMA Peligros FS igualaba la contienda en el transcurso de la segunda parte. Aun así, los de Ricardo Villaça tiraron de orgullo y, con el apoyo de la grada, lograron el definitivo 3-2 por mediación de Paquito. A la conclusión del choque, el técnico brasileño, en declaraciones a futsalsur destacaba que «ha sido un triunfo muy sufrido, Peligros tiene muy buen equipo e incluso creo que no merecimos ganar. El empate habría sido lo más justo pero ya sabemos que en el deporte no hay justicia y ganamos en el tramo final del partido».

A pesar de que el primer gol cayó del lado local, fueron los visitantes los que comenzaron en mejor forma el partido, aunque no consiguieron materializar sus ocasiones. «Nosotros aguantamos atrás, hemos sabido sufrir y eso nos hará crecer como equipo».

Tras el 2-2 Ricardo optó por realizar varias modificaciones en el equipo, colocando a Paquito de pívot y a Bryan buscando el uno contra uno. La jugada le salió a la perfección al técnico ya que el propio Paquito conseguiría el gol de la victoria a pocos minutos del final. «El equipo ya estaba cansado, sobre todo los jugadores que saben defender mejor, y jugamos con Paquito arriba que sabe aguantar muy bien el balón y al final fue decisivo».

Tras la conquista de los tres primeros puntos toca poner la mirada en la primera salida, este domingo a las 12:00 horas para visitar al filial del Jaén Paraíso Interior. «Afrontamos una semana más de entrenamientos, donde intentaremos conjuntar aun más al equipo. Empezar la liga con una victoria es importante».

Pin It on Pinterest