El Xerez Toyota Nimauto inicia este sábado (19:30 horas) una nueva temporada en Segunda B. Los xerecistas recibirán en el Ruiz Mateos al Cádiz CF Virgili en un derbi de altos vuelos que dará el pistoletazo de salida a una campaña donde, sin duda, el aspecto más positivo es la vuelta del público a las gradas.

Tras conseguir la salvación de manera holgada la temporada pasada, Jesús Azurmendi vuelve a liderar el proyecto de la sección de fútbol sala que este temporada tendrá por delante el mismo objetivo, aunque sin renunciar a cotas más altas. El equipo ha logrado mantener la base de la temporada pasada y también han llegado otras caras nuevas que aportarán sobre todo juventud e ilusión a la plantilla.

En lo que ha sido la pretemporada, el equipo ha trabajado bien y llega en buenas condiciones al partido, pese a que hay muchas caras nuevas que han tenido que acoplarse al modelo de juego del equipo. «Llegamos con la sensación de que nos han faltado algunas sesiones y quizás algún partido más, pero con la tranquilidad de que seremos un equipo competitivo». «Virgili tiene mayor base que nosotros, solo han fichado a tres jugadores y dos son ex nuestros por lo que llegan más complementados. Además, otro factor que me inquieta es que además del estrés del inicio de liga, uniéndose a que es además con un derbi. Virgili tiene una plantilla con más experiencia y sabrá manejar mejor este factor, pero a nivel de juego llegamos muy parejos y si mi equipo sabe controlar todos estos aspectos emocionales tendremos muchas opciones de llevarnos el partido».

El partido además tendrá el atractivo de ver a exjugadores que la pasada temporada defendieron los colores xerecistas como es el caso de Germán o Álex del Amor y en otras etapas anteriores como Mario o el técnico Pepe Narváez. Además sobre la presencia del público en las gradas, Azurmendi resalta que «es la parte más positiva para que nos den ese plus que necesitamos en este tipo de partidos. Nuestra afición será determinante en el devenir final del partido».

Pin It on Pinterest