El Xerez DFC Toyota Nimauto encara su segunda salida de la temporada. Los de Azurmendi se desplazarán este domingo (12:30 horas) hasta la localidad sevillana de Carmona para enfrentarse al CDF Brandt Carmonense.

Los azulinos llegan en un buen estado anímico, tras sacar un buen punto en casa ante el máximo rival, en el que los xerecistas tiraron de coraje para sacar algo positivo en una gran segunda parte. Azurmendi intentará sacar todo el potencial del equipo para lograr sumar por primera vez lejos del Ruiz Mateos.

En palabras del técnico xerecista «será un partido de mucha dificultad contra un equipo que en su casa se hace fuerte. Cuentan con una plantilla joven, fuerte físicamente y a la que le gusta jugar. Nunca bajan los brazos, son muy perseverantes y competitivos. Ganar allí será complicadísimo y si queremos hacerlo tendremos que hacer muchas cosas bien».

El partido además se disputará el domingo, algo «nuevo» para el equipo y una circunstancia a la que también deberán adaptarse lo mejor posible. De cualquier forma, Azurmendi asegura que «hemos hecho una buena semana de entrenamientos y viajamos con la intención de sumar los dos puntos que entendemos se nos escaparon en el derbi».

El conjunto sevillano, por su parte, no está en su mejor momento. Los albinegros han disputado tres partidos de liga, en los que sólo han sumado un punto, habiendo sido duramente derrotados por Cadiz CF Virgili y Jerez Futsal.

Pin It on Pinterest