El Xerez DFC Toyota Nimauto vuelve a casa este sábado (19:00 horas) para medirse a Victoria Kent, un rival que llega al Ruiz Mateos con opciones intactas de lograr la permanencia. Los azulinos, por su parte, afrontan la recta final de la temporada con los deberes hechos pese a haber encajado la primera derrota del curso el fin de semana pasado en Torremolinos y con el objetivo de concluir esta segunda fase del campeonato en primera posición, que actualmente comparte con Cádiz CF Virgili y Jaén Paraíso Interior ‘B’.

De cara al encuentro, el técnico Jesús Azurmendi resalta que «nos enfrentamos dos equipos de un nivel similar, que propones un juego alegre y un buen fútbol sala». Ya en la ida se pudo disfrutar un partido muy atractivo de cara al espectador «que fue muy igualado y que se terminó por decidir en pequeños detalles, aunque la balanza cayó de nuestro lado, pero bien pudo hacerlo para el otro».

Por todo ello, Azurmendi, espera un partido de similares características este sábado teniendo en cuenta también que Victoria Kent necesita los tres puntos «para certificar el objetivo de la permanencia, que se les está resistiendo un poco».

En lo que respecta a su equipo, el preparador jerezano asegura que conforme avanzan las semanas «empiezan a echarse de menos las bajas», sobre todo, ante este tipo de partidos. «Esta semana nuestro rival vendrá a jugarse el todo por el todo y muestra ese punto competitivo de más y que quizás nosotros ya no tenemos, pero es lo que nos ha tocado vivir esta temporada la tener ya los deberes hechos». Sin embargo, Azurmendi trata de sacar siempre el lado positivo a las adversidades y reconoce que el choque será «una oportunidad inmejorable para que nuestros juveniles sigan acumulando minutos con el primer equipo. Esto es una gran noticia para el proyecto del club».

Pin It on Pinterest