José Pérez Herrera se mostró al término del partido ante el Ciudad de Lucena «muy satisfecho» del trabajo de todos sus jugadores en un partido «muy exigente y ante uno de los mejores equipos del grupo». El técnico azulino era consciente de que el rival «iba a exigirnos mucho, teníamos que estar bien organizados y usar nuestras armas, hemos cedido pocas oportunidades de gol al rival y nosotros estábamos preparados para dar el zarpazo, ganar aquí es un paso no sólo deportivo sino moral para lo que nos queda».

Pérez Herrera recuerda que la victoria «no es definitiva, queda mucha tela que cortar y ya el domingo tenemos que afrontar un partido ante el mismo rival que volverá a ser muy complicado».

Pin It on Pinterest