José Pérez Herrera no ha podido celebrar su habitual rueda de prensa ante los medios debido a que la primera plantilla se sometía en la mañana de este viernes a una ronda rutinaria de test Covid-19 en la que todos los resultados han sido negativos. De este modo, el técnico realizaba una valoración en los medios oficiales del Club de cara al partido que enfrentará al primer equipo frente a la UB Lebrijana (Municipal, 18:00 horas). «Después de la primera jornada en casa, donde teníamos la responsabilidad sacar el partido adelante, el equipo ha ganado en autoestima. Afrontamos la primera salida con esa positividad de que si hacemos las cosas bien sabemos que tenemos muchas opciones de conseguir los tres puntos. Vamos a uno de los campos más complicados del subgrupo y nos enfrentamos a uno de los rivales que como local es de los más fuertes», explicaba el técnico.

Con respecto a los jugadores tocados, José Pérez Herrera se mostraba muy satisfecho con la evolución de los futbolistas. Sobre Javilillo comentaba que «llegará al encuentro con casi toda seguridad aunque todavía no ha trabajado con el grupo». En cuanto a Bruno y Bello, incluso Oca que terminó con sobrecarga, «han evolucionado favorablemente, por lo que la única baja es la de Padilla, aunque ya ha empezado a hacer trabajo en campo». Para el encuentro, además, recupera a Adri Rodríguez tras cumplir sanción ante el Rota. Sobre su figura explicaba que «cuanta más competitividad tengamos, mayor será el rendimiento del grupo. Adri ha sido importante en años anteriores y también lo será este año, al igual que el resto de sus compañeros».

Retomando el tema del partido, sobre el rival, el preparador xerecista destacaba que «es un equipo que vende muy caro los puntos, muy adaptado a su terreno de juego, con las ideas muy claras y con un entrenador que le imprime mucho carácter a sus equipos. Como ya han comentado, para ellos el partido será una final y tendremos que dar el máximo».

Por último, Pérez Herrera confía en que su equipo muestro su personalidad y mantenga la regularidad de los últimos partidos para intentar cosechar un resultado positivo. «Tenemos que adaptarnos a mayores acciones de juego directo, disputas, segundas jugadas y saber tomar decisiones más rápidas». «Confiamos plenamente en los nuestros, en la capacidad de adaptación tanto al rival como al terreno de juego. Debemos entrar con la intensidad y agresividad deportiva máxima posible para que así al menos se igualen las fuerzas y luego el talento que podamos aportar supere al del rival».

Pin It on Pinterest