El Xerez DFC Toyota Nimauto afronta los últimos seis partidos de liga, situado en novena posición, con 29 puntos. El vestuario se prepara para esta recta final de liga de máxima importancia intentando recuperar la actitud y el espíritu de las últimas temporadas.
Manuel Partida, uno de los capitanes de la sección de fútbol sala, afirma que «los entrenamientos son ya más amenos y sobre todo trabajamos las dualidades». El cierre azulino está rindiendo a un gran nivel, firmando una buena temporada, algo que asegura le da mucha confianza personal. Ese espíritu se contagia por todo el vestuario, pues, en palabras del propio jugador,  «la confianza que tengamos con nosotros mismos la trasladamos a la pista y nos unimos todos».
El próximo sábado, 27 de abril, a partir de las 19.30 horas se disputará el partido contra el CD Alcalá de Guadaira en el Ruiz Mateos, un equipo en puestos de descenso, aunque a pesar de esto, el capitán considera que será un partido complicado debido a que «se juegan la permanencia y, aunque tienen jugadores destacados, nosotros estamos listos para plantarles batalla».

Pin It on Pinterest