El futbolista de la primera plantilla Gonzalo Poley se ha sometido a pruebas médicas en la Clínica Beiman tras unas molestias que le impideron completar el último partido de Liga ante el UD Tamaraceite. Los resultados han confirmado que el jugador sufre una rotura en el tendón del tibial posterior.

A partir de ahora el jugador comenzará a trabajar en su recuperación con nuestro fisio Miguel Luque y será su evolución la que marque su disponibilidad de cara a los últimos partidos de la competición.