Pese a no salir de inicio, Mika tuvo un papel trasncental en la victoria del Xerez Deportivo FC en Gerena. El delantero salió al campo a los pocos minutos de inicarse la segunda parte y formó dupla con Antonio Sánchez, en un nuevo dibujo que causó estragos en la defensa local, que terminaría sucumbiendo ante la superioridad xerecista. El punta azulino, a la finalización del choque explicaba que «había que ganar como fuese, en la segunda parte hemos sido superiores y nos vamos contentos con los tres puntos» «Hoy parecía que jugábamos en casa y eso nos ha ayudado mucho dentro del campo».

Pin It on Pinterest