Después del último partido donde el Xerez Deportivo FC no pudo pasar del empate ante Los Barrios en Chapín, la primera plantilla retomaba los entrenamientos para tratar de olvidar el resultado y pensar en el partido del próximo domingo en Écija. El resultado dejó un mal sabor de boca tanto en la plantilla como en la grada, aunque desde ya se confía en revertir la situación, tal y como explica Marcelo Villaça. «Mientras haya una mínima posibilidad seguiremos luchando, de hecho lo vimos ayer en la Champions, en el fútbol todo puede pasar».

En las dos últimas jornadas se van a producir muchos enfrentamientos directos, aunque los xerecistas se centrarán única y exclusivamente en lo que suceda el domingo en el San Pablo de Écija. «Queremos devolverle a la afición lo que se merece». Enfrente estará un equipo que lucha por mantener la categoría y cuya plantilla ha cambiado por completo a la de la primera vuelta. «Es un equipo  que se la está jugando pero da igual lo que nos vayamos a encontrar. Vamos a dar el máximo hasta dejarnos la vida y sacar los tres puntos como sea».

Finalmente el jugador azulino hace hincapié en la intención del vestuario de conseguir los 77 puntos. «Nuestro objetivo es ganar los dos partidos y luego ya miraremos la clasificación».

Pin It on Pinterest