Este sábado llega el esperado derbi al Ruiz Mateos, un partido especial, de los que gusta jugar y que esta temporada le tocará vivir a Juan Carlos Gálvez desde la grada. El exentrenador del Xerez DFC Toyota Nimauto espera un partido igualado, de mucha intensidad, nervios y con los dos equipos muy motivados por conseguir la victoria. “Aunque sean tres puntos, siempre queda ese sabor dulce de haber vencido este tipo de encuentros. Normalmente lo ganará el equipo que implante mejor sobre la pista lo que ha trabajado hasta este momento de la temporada y por supuesto la concentración, los pequeños detalles como tarjetas, expulsiones, errores de precipitación… a veces son los grandes indicadores del resultado final”.

Para Juan Carlos Gálvez en este tipo de partidos no hay favoritos, Virgili llega en línea ascendente, mientras que el Xerez está demostrando ser un equipo muy fiable como local. “En estos partidos no existe favorito y si puede haber una pequeña ventaja está en el apoyo de la afición, que ya sabemos que es capaz de conseguir lo imposible cuando llena el Ruiz Mateos, construyendo un gran ambiente y ese binomio con los jugadores tan importante para alcanzar grandes victorias”.

Para sorpresa de Juan Carlos Gálvez, el club ha decidido rendirle homenaje en la cartelería del partido por su trayectoria en el mundo del fútbol sala y su vinculación a ambos equipos, y muy especialmente al conjunto xerecista. “Cuando me enviaron el cartel se me puso la piel de gallina y pensé en los grandes momentos vividos en estos últimos años. No pienso que sea un homenaje individual y lo traslado a lo colectivo, a todas las personas que pudimos trabajar esas temporadas (Directivos, Jugadores y Cuerpo Técnico) y que nos llevamos lo más importante en el deporte que es una amistad para siempre. Quiero disfrutarlo con todos ellos y por supuesto poder despedirme de nuestra gran AFICIÓN, a la cual siempre estaré eternamente agradecido porque cada uno de ellos me ha hecho sentirme querido y porque todas las cosas que conseguimos, sin el papel tan importante de ellos, hubiese sido imposible”.

Después de su despedida de los banquillos, Juan Carlos Gálvez ha dedicado sus esfuerzos fuera de sus obligaciones laborales a su familia. Además, actualmente desempeña labores de asesoramiento en la dirección deportiva de la sección de fútbol sala. “Ayudo a la Asociación de Jugadores de Fútbol Sala en el asesoramiento de los deportistas, ya son más de 600 asociados en toda España, para que los jugadores se sientan protegidos, mejorados en sus condiciones laborales y ayudados en su formación, entre otras muchas más cosas. Entiendo que es importante que haya personas que trabajen por la mejora en todos los aspectos de los jugadores, juntos serán más fuertes”. “Trabajar con Fernando y Vilo siempre es fácil, agradecerle su confianza y sobre todo contento por poder seguir ayudando al Club en su crecimiento diario. Cuando uno no está en un banquillo siempre ha estado luchando en menor o mayor medida por hacer mejor nuestro deporte y espero que mi modesta ayuda consiga, en este caso, conseguir que el Xerez siga poniendo pequeños cimientos para en el futuro conseguir dar el salto que todos queremos”, explica.

Retomando el partido del próximo sábado, Gálvez afirma que lo más importante es que todo salga bien, que haya un gran espectáculo y deportividad. “Es un partido especial y que tenemos el deber de ir tan solo a disfrutarlo defendiendo cada uno a su entidad. Como no podemos decidir el resultado, sí que me gustaría que al final de temporada ambos clubes puedan conseguir los objetivos marcados para esta temporada. Muchas gracias a todos, solo quiero deciros que «hay momentos en los que miras atrás y no sabes exactamente qué pasó. Solo sabes que desde que pasó, nada volvió a ser lo mismo”.

Pin It on Pinterest