Jorge Herrero volvió a disfrutar de minutos en el terreno de juego en esta última jornada venciendo por 3 a 0 al Conil CF en Chapín tras la microrotura que sufrió en Coria y que le dejó fuera de la convocatoria para los partidos frente a Puente Genil y Betis Deportivo. El mediocentro xerecista se encuentra ya bien, y espera recuperar rápidamente el mismo tono físico de sus compañeros. «El pronóstico era de 3 a 4 semanas ya que había una microrotura, pero pude acortar los plazos y aparecer este domingo gracias al trabajo que tenemos del equipo de fisioterapia y medicina, ya esta semana tiene que ser para confirmar esa mejoría y físicamente ponerme a tono para seguir a disposición del míster».

El jugador jerezano valoraba la victoria del domingo, y afirma que «ya era hora de disputar unos minutos finales con la tranquilidad de tener un resultado a favor con el que encarar esos últimos minutos centrándonos en jugar al fútbol, agradar a la afición y llevarnos esos tres puntos que tan importantes eran».

El equipo xerecista, con esta última victoria, entraba por primera vez en la temporada en puestos de playoff, algo que para el vestuario «es un aliciente», aunque matiza que no hay nada conseguido. «Moralmente sí que es importante vernos ahí dentro, reforzar todo lo bueno que estamos haciendo. A la afición está claro que también le ilusiona pero tenemos que mantener la cabeza fría y saber que quedan seis jornadas todavía y que vamos a tener que hacer muchos puntos más para mantenernos en esta posición».

Este próximo domingo el Xerez Deportivo FC se enfrenta al Atlético Espeleño, que se encuentra penúltimo en la clasificación y está jornada podría descender matemáticamente de no puntuar ante el conjunto dirigido por Andrés García Tébar, pero desde el cuadro azulino no quieren confianzas. «Por amor propio y por demostrar lo que valen todos los equipos van a intentar sacar los tres puntos con todas sus armas, ellos están en una situación agónica y estoy seguro que van a morir peleando, sabemos que lo vamos a tener difícil y este partido ni mucho menos va a ser fácil».

La plantilla viaja a Espiel en el desplazamiento más largo de la temporada, pero el jugador xerecista anima a la afición a que les acompañen en este viaje: «Sé que es un sacrificio muy grande pero todo el que pueda este domingo estar allí que venga a ayudarnos, toda ayuda es poca para estos últimos partidos, sigamos con esta ilusión».

Pin It on Pinterest