El Xerez Deportivo FC regresaba en la mañana de este miércoles al trabajo después de disfrutar de dos día de descanso tras imponerse al Betis Deportivo en la Ciudad Deportiva Luis del Sol con un gol en el tiempo añadido. El principal protagonista de la victoria, Manu Heredia, no podía esconder esta mañana su alegría y satisfacción por su gol y la victoria, y antes de saltar al Campo Pepe Ravelo comentaba que “todavía nos dura la alegría, pero hay que seguir trabajando para prepararnos para el partido de esta semana”.

Durante el partido del pasado domingo el Xerez dispuso de claras ocasiones para haberse adelantado antes en el marcador, pero no fue hasta el minuto 91 cuando Heredia materializaba el tanto que le daba tres puntos de oro al Xerez. “Nos llevamos todo el partido intentando conseguir ese gol. Si no hubiésemos confiado en nosotros mismos y en el trabajo realizado no lo hubiéramos metido. Confiamos en el equipo, en lo que hacemos y finalmente nos dio resultado”.

Aun con el recuerdo en la mente, Heredia no tiene palabras para explicar la sensación que sintió al ver el balón dentro de la portería bética. “Fue increíble, no puedo ni explicarlo. Me fui hacia el banquillo para celebrarlo con mis compañeros. Los que estamos dentro lo pasamos mal, pero desde el banquillo se sufre mucho más”.

El próximo domingo, el primer equipo recibe en Chapín al Conil CF, un equipo al que los xerecista todavía no han logrado vencer y al que solo vale ganar para seguir metidos en la pelea por los cuatro primeros puestos. “Es imprescindible sacar los tres puntos, no podemos pensar en otra cosa que no sea la victoria. Tenemos que conseguir los tres puntos como sea”.

El jugador azulino ha sido artífice de dos goles muy importantes en esta temporada, ante el Écija y ante el Betis Deportivo, dos goles agónicos, en los últimos minutos y que además han supuesto seis puntos para el equipo. “Aunque hayan sido solo dos goles, han sido bastante importantes. Esos goles me ayudan moralmente, me hacían falta”.

Pin It on Pinterest