Después de una trabajada y sufrida victoria en Chapín frente al San Roque de Lepe, Andrés García Tébar comparecía en sala de prensa donde explicaba que la expulsión de Adri Rodríguez obligó a dar un paso atrás para mantener el resultado, en un partido que parecía controlado. «Hasta que no pite el árbitro, el partido no se acaba. Teníamos el partido controlado, éramos claros dominadores y estábamos por debajo del resultado que por fútbol, dominio y ocasiones merecíamos. Ha sido inmerecido que hayamos tenido que sufrir en los minutos finales, aunque no recuerdo que hayan tenido ocasiones claras, a excepción del penalti».

El técnico reconocía que no fue hasta el minuto 30 cuando verdaderamente el equipo pudo estirarse y mostrar sus virtudes sobre el nuevo césped de Chapín y que ya al descanso mereció irse en ventaja. «Si tenéis que destacar a alguien del San Roque hoy es a su portero. En la segunda parte salimos con la misma dinámica, controlamos mejor, llegamos más y creamos más ocasiones. Hoy, sin pretenderlo ni quererlo, hemos tenido que defender más. Los jugadores han hecho un gran esfuerzo, un gran trabajo y por supuesto agradecer la energía que nos ha transmitido la grada, que nos ha mantenido vivos hasta el final».

Aunque todavía no está en sus mejores condiciones, el terreno de juego permitió al Xerez Deportivo FC desplegar un fútbol fluido y dinámico. En este sentido, Tébar comentaba que «el campo es un lujo para la categoría. Es un césped que utilizan los equipos de Primera División. El único pero que le pongo es que quizás el balón botaba algo más de lo que nos gustaría».

Nuevamente, García Tébar incidía en la importancia de que todos los jugadores estén enchufados, ya que a lo largo de la temporada van a tener su oportunidad, lo mismo que sucede con la portería. «Jesús y Goma fueron titulares el domingo, pero parece que el tema de la portería tiene más trascendencia. Tengo plena confianza en los dos porteros y en función de lo que creamos que mejor nos viene jugará uno u otro».

Del mismo modo, sobre la situación particular de jugadores como Kevin destacaba que «probablemente con el 2-0 el siguiente cambio habría sido él. Lo que sí es cierto es que ya está bien, podemos contar con él, tiene el alta médica y hoy entendíamos que las características de Amin eran las más adecuadas». Sobre Casares también matizaba que «es un gran profesional, quiere estar al cien por cien, sabe que no lo está y estamos intentando que se recupere del edema porque es un jugador muy importante para nosotros».

Para finalizar, el técnico xerecista comentaba que su equipo debe gestionar mejor las situaciones en inferioridad numérica, pero felicitó a la plantilla por el esfuerzo realizado. «Con diez jugadores hemos robado un par de balones y nos sumamos hasta seis jugadores al ataque. Eso es algo mejorable, pero incluso al final, en el último minuto, pudimos incluso irnos a casa mucho más contentos con la jugada entre Goma y Jacobo».

 

Pin It on Pinterest