El Xerez Deportivo FC cayó en el San Rafael ante la UD Los Barrios en un partido marcado por los errores individuales y la actuación arbitral. Los xerecistas se marcharon de vacío de un campo en el que jugaron con dos futbolistas menos desde el minuto 52, después de dos rigurosas expulsiones de Ikwu y Bello. Aun así, con 9 jugadores sobre el terreno de juego, los azulinos tiraron de orgullo y encerraron a su rival, llegando a disponer de alguna ocasión para haber logrado el empate. A la conclusión del choque, García Tébar, que fue expulsado por protestar unas manos dentro del área local, explicaba que “hemos cometido un error que te penaliza. Hemos perdido un balón en zona de creación y eso nos ha hecho ir con el marcador en contra todo el partido. A eso le añadimos que hemos jugado con uno y dos jugadores menos”.

Del partido, García Tébar reconocía que se pueden extraer muchas conclusiones. Una de ellas es que el equipo tiene mucho que mejorar, pero mirando por el lado positivo el técnico explicaba que “con 9 jugadores hemos sido un equipo que ha sido atrevido y ha querido ir a por el partido, parecía que los estaban en inferioridad eran ellos. Hoy se ha demostrado que, con estos jugadores, en condiciones normales, se puede ir a cualquier lado. Les felicito por el esfuerzo que han hecho, por lo que han creído en ellos. Nos vamos enfadados porque no hemos sumado, pero un equipo que con dos menos encierra a su rival, nos deja una lectura positiva”.

García Tébar no quiso entrar a valorar la actuación arbitral, aunque no escondió su decepción a la hora de medir las jugadas bajo el mismo rasero. “Hemos perdido porque nos hemos equivocado, un mal balón, un mal control y el mérito de Guti”.

Sobre la actuación de Ikwu, que debutaba como titular, el técnico comentaba que “me duele de una forma más dura porque hoy era titular, es el más joven de la plantilla y que haya cometido el error del gol y la expulsión me entristece mucho. Hablamos de un jugador que es campeón del mundo y esperemos reanimarlo porque es un jugador con grandes condiciones”.

Para concluir el entrenador azulino reafirmaba que “el campo no estaba para jugar al fútbol. Este era un partido de juego directo y segundas jugadas. Jamás he visto un buen partido en un mal campo. La adaptabilidad que tiene Los Barrios para un estilo de juego determinado no es el nuestro porque nosotros no jugamos así. Para colmo hemos encajado un gol, en la única vez que nos han llegado, y al final, jugando con 9, hicieron un gol previsible. Si los partidos los dividimos en bloques, en la primera parte no hemos hecho lo que requería el partido, pero al final de un partido hay que hacer un análisis global”.

Pin It on Pinterest