El Xerez Deportivo FC mereció más, fue mejor en el juego y dispuso de las ocasiones más claras del partido, pero aún así solo pudo sumar un empate que no le permite recortar diferencias con los cuatro primeros clasificados. Al final del partido la sensación era de decepción e impotencia y eso no es algo que se le escapa al técnico Andrés García Tébar. “La jornada pasada ganaron casi todos los de arriba y esta ha sido al revés. A los puntos, habríamos ganado, pero este es un juego que se resuelve por goles”.

El empate en Chapín hace que se reduzca mucho más si cabe el margen de error de un Xerez que el próximo fin de semana visitará al Betis Deportivo, un rival instaurado en la zona de playoff. “Estamos obligados a ganar siempre, tenemos una desventaja y cada vez quedan menos partidos. Si no queremos descolgarnos, tenemos que intentar puntuar allí. Tenemos toda una semana para trabajar, pero iremos a ganar”.

Además, para el choque de la próxima jornada, García Tébar no podrá contar con Álex Colorado, que fue expulsado por doble amarilla. “Este es un equipo que lo único que intenta, y lo podrá hacer mejor o peor, es jugar al fútbol. Para el Puente Genil es un punto muy importante, pero no se entiende que un equipo que ya está salvado, e incluso con superioridad numérica, quiera jugar lo menos posible y parar el ritmo continuamente”. Respecto a la actuación arbitral, el técnico añadía que “en el último minuto se produjo una falta en la frontal y normalmente, ese tipo de faltas, la mejor ventaja es que la señales”.

El entrenador xerecista sigue confiando plenamente en la capacidad del equipo de meterse entre los cuatro primeros teniendo en cuenta lo que resta de campeonato y la falta de gol que ha evidenciado durante la temporada. “Somos muy fiables atrás, donde es difícil hacernos goles, pero está claro que hacer goles es lo más caro y lo que más cuesta. Pensé que podíamos paliar esa falta de gol con dos aspectos. Una sí la hemos logrado, y es donde creo que mejor nos manifestamos es en nuestra presión alta y robo tras pérdida que nos permite montar rápidas contras. Y la otra, exceptuando el día del Ceuta, es el balón parado, donde no estamos consiguiendo aquello que nos gustaría”.

Pin It on Pinterest