El Xerez DFC Toyota Nimauto cierra este sábado (19:00 horas) la primera vuelta de la fase de permanencia en el Ruiz Mateos recibiendo a Atlético Carranque. Los xerecistas buscarán cerrar este primer tramo del campeonato con pleno de victorias y certificar en este fin de semana la permanencia de forma matemática. De este modo, el duelo presenta numerosos atractivos con la posibilidad además de encadenar el noveno triunfo consecutivo.

El conjunto visitante, por su parte, llega al duelo en la parte baja de la tabla y con pocas aspiraciones de lograr la permanencia. En el último partido, los malagueños cayeron como locales ante Ceutí B haciendo que actualmente ocupen la novena posición con 18 puntos.

En la previa del encuentro, Jesús Azurmendi destaca que el equipo cuenta con bajas importantes, al igual que la semana anterior, pero el técnico confía en las posibilidades de su equipo. «Queremos darle continuidad a lo que estamos haciendo y darle mayor nota a esta temporada». Una vez logrado el objetivo de la permanencia de forma virtual, el técnico asegura que no ha visto relajación en el equipo durante la semana de entrenamientos. «La línea que marca el ser competitivos y no serlo es muy fina. El menor despiste en esta categoría se paga caro, ya lo vivimos en nuestra mala racha de la primera fase y queremos seguir siendo competitivos y seguir creciendo».

De aquí a final de temporada, el Xerez se marca el objetivo de seguir dando su mejor versión para ganar cada partido e intentar mantener el primer puesto. «Llevamos ocho jornadas consecutivas ganadas y queremos seguir con la misma dinámica». Por último, Azurmendi también destacó que estos partidos podrán servir para dar oportunidades a los canteranos y probar nuevos sistemas de juego de cara al futuro. «En el reparto de minutos y en las convocatorias todo irá marcado, en la medida de lo posible, de darle oportunidades a los canteranos sin regalar nada».

Pin It on Pinterest