El Xerez Toyota Nimauto se volvió de vacío de su visita a Melilla en un partido donde los xerecistas fueron superiores a su rival, pero terminó pagando muy caro dos errores que unido a la falta de acierto arriba, hicieron que el resultado se decantara a favor de Melistar por 2-1.

Los de Azurmendi realizaron un gran partido, con una presión alta que impidió a los locales desarrollar su juego habitual. Ya en la primera parte el resultado bien pudo decantarse a favor de los azulinos, pero el resultado no se movió en los primeros 20 minutos de partido.

Tras la reanudación, los xerecistas siguieron mostrándose superiores a su rival, hasta llegar a adelantarse en el marcador por mediación de Dopico. Tras ello, Samu pudo ampliar ventaja minutos después, pero el Xerez no conseguía ampliar distancias y dejaba a Melistar con vida en el partido. Tanto fue así, que en dos acciones puntuales y de mala fortuna, los melillenses voltearon el marcador con dos goles de Andresito.

A falta de seis minutos para el final el Xerez se colocaba por detrás en el marcador, un golpe psicológico que afectó a los jerezanos. Ya con portero-jugador los azulinos lo siguieron intentando con varias ocasiones que mantuvieron la incertidumbre hasta el final, pero el resultado no volvería a moverse y Melistar se quedó con los tres puntos.

Pin It on Pinterest