El Xerez DFC Toyota Nimauto cosechó su tercera derrota consecutiva en el último partido de la primera vuelta. El encuentro aplazado de la séptima jornada frente al UA Ceutí se celebró en la tarde del miércoles en el Ruiz Mateos y dejó un sabor agridulce para los de Jesús Azurmendi. Los xerecistas no consiguieron desplegar su mejor juego y las imprecisiones terminaron condenándolos ante el colista.

En una primera parte igualada, los ceutíes lograrían marcharse al descanso en ventaja por la mínima gracias al gol de Galván a los 4 minutos. Los azulinos trataron de reaccionar por mediación de Jaime Ramos y Tomate, que tuvieron dos de las más claras en el primer tiempo, aunque los visitantes también pudieron ampliar diferencias pero Antonio Gil evitaba con una buena parada el segundo. El partido fue un toma y daca constante entre ambos equipos. A los 11 minutos, Bryan estrellaba el balón contra la madera y en la acción posterior Albertito rozó el segundo. En la recta final del primer tiempo, el Xerez apretó el acelerador en busca de al menos un gol, aunque finalmente ni Álex del Amor ni Pedro Olmedo consiguieron batir la portería defendida por Jaime.

Tras la reanudación, el Xerez DFC Toyota Nimauto le puso un ritmo más al partido. Los xerecistas lograrían darle la vuelta pronto al marcador, primero al aprovechar un mal despeje del portero y dos minutos después en una bonita jugada entre todos los jugadores de campo que culminaba Jaime Ramos para hacer su doblete. Los de Azurmendi lograban lo más difícil aunque la alegría no duró mucho. Apenas un minuto después el filial del Ceuta volvía a igualar la contienda con un gol de rebote que despistaba a Juanlu.

Con el 2-2, los azulinos volvieron a disfrutar de una buena oportunidad para adelantarse, aunque el palo evitaba el gol de Jorge Mera. El que no perdonaba era Juan Mora a los 27 minutos que volvía a poner en ventaja a los ceutíes. A la media hora de juego, el Xerez volvería a encontrar el premio del gol, esta vez, en las botas de Samuel tras una serie de rechaces.

Ya en los 10 últimos minutos, el Xerez fue a por el partido, aunque un fallo en el lanzamiento de una falta dejaba al Ceuta el partido en bandeja. Los visitantes lograban el 3-4 a falta de cuatro minutos para el final. Azurmendi sacó en los minutos finales portero-jugador en busca de la heroica, aunque lo que terminaba llegando era el quinto y definitivo gol del cuadro caballa.

La próxima cita para el Xerez DFC Toyota Nimauto será el próximo sábado a las 18:00 horas en el Ruiz Mateos ante Bujalance.

Pin It on Pinterest