El Xerez B volvió a la senda del triunfo con una contundente aunque sufrida victoria a domicilio ante el Chipiona CF. Una victoria vital para el filial xerecista que, tras tres partidos sin ganar, vuelve a respirar manteniéndose en la zona alta de la tabla.

El primer gol llegaría pronto. Tras varios acercamientos de los xerecistas, Pepe Sainz adelantaba a su equipo a los 18 minutos de juego. Unos minutos después, en el 25, Maqueira ampliaba la renta anotando el segundo.

Rozando la media hora de juego pudo llegar el tercero, pero el colegiado anuló el tanto de Juli Pendín, aunque poco después si que llegaría un nuevo gol para el filial azulino. Alvarado convertía desde los once metros. Ya al borde del descanso el conjunto local recortaba distancias por medio de Oli, un gol que no empañaba la excelente primera mitad de los de Francis.

El ritmo de juego del primer tiempo se mantendría en el segundo. Tan sólo tres minutos después de la reanudación, Rifat ponía el cuarto en el marcador. Con una buena ventaja favorable, el partido se calmaría durante unos minutos. El Chipiona pudo hacer el segundo pasada la media hora de juego aunque Oli, desde los once metros, no lograba batir a César estrellando el balón en el larguero.

A falta de diez minutos, por medio de Lolo y Pedrito, el Chipiona acortaba distancias y se ponía a un solo gol de empatar la contienda. El partido no estaba terminado aunque, con el tiempo cumplido, el Xerez B sentenciaba. Tras una gran jugada de Beni, Rivero marcaba el gol de la tranquilidad, y justo después anotaba su doblete marcando el sexto y certificando la victoria del filial azulino.

Pin It on Pinterest