Emocionante partido el disputado en el pabellón Huerta del Rosario, de Chiclana, donde el cuadro xerecista se presentaba con seis bajas para disputar la final de la Copa RFAF Cádiz el pasado viernes.

Desde el inicio fue el Xerez DFC Toyota Nimauto quien se hizo con el mando del partido disponiendo de claras ocasiones, pero no fue hasta el minuto 10 cuando Samuelito hizo el 1-0. Tras el primer gol, el partido siguió por los mismos derroteros, con un Xerez creando ocasiones y haciendo un gran juego que, por momentos, dejaba noqueado al cuadro cadista. Fruto de ese buen juego colectivo llegó el 2-0, obra de Toto; y el 3-0 de Jaime Lorente, resultado corto para los méritos xerecistas y con el que se llegaba al descanso.

El inicio de la segunda mitad se pone en marcha con un Virgili muy aguerrido intentando recortar distancias y un Xerez que seguía sin pasar excesivos apuros. En el minuto 26, en una gran contra, Christian ponía el 4-0.

A partir de ese minuto y como último recurso, el técnico del Virgili sacaba portero-jugador y el partido cambiaba de dinámica, consiguiendo el equipo amarillo recortar distancias en dos minutos con dos goles, dejando el electrónico en 4-2 a falta de 10 minutos.

Se presentaba un final trepidante, pero el árbitro, incomprensiblemente, perdonaba la segunda amarilla y la expulsión al jugador cadista Tonono en una clara entrada por detrás. Seguidamente, sí que mostró la segunda amarilla y expulsaba al capitán Paquito. Dos decisiones que perjudicaron claramente al Xerez y fueron claves para el devenir del encuentro.

El Xerez, en inferioridad numérica, encaja el 4-3 y a falta de cuatro minutos para el final se establece la igualada a 4 goles. Los xerecistas, desacertados y fuera del partido, y los amarillos, lanzados hacia culminar la remontada, firmaron un bonito final de partido, donde el portero Juanlu se convertía en el héroe local con una gran intervención en el último segundo del encuentro que envía la final a penaltis.

Pin It on Pinterest