El Xerez B sumó el primer punto a domicilio de la temporada el pasado sábado ante el Recreativo Portuense. Los xerecistas se marcharon del Marcos Monge con un sabor agridulce, pensando que quizás podrían haber sacado un resultado más positivo.

Dani Rivero, delantero del filial, tuvo en sus botas la victoria para su equipo en el tiempo de descuento, pero un defensor sacó su disparo bajo palos. El futbolista define la jugada como «una acción muy rápida, recibí el pase de Juli, pude controlarla y ponerla al palo largo donde apareció el defensa de la nada para despejar con la cabeza cuando ya estaba dentro», añadiendo que «la vi dentro, es más, sigo soñando con la jugada».

El jugador xerecista, pese a no ser titular indiscutible para Francis, busca cada jornada ganarse un puesto en el once con sus buenas actuaciones. Dani afirma que «estoy cumpliendo mi objetivo que era aportar lo máximo posible al equipo con esfuerzo y trabajo, aunque uno siempre quiere más, ya que todo lo que aporte al equipo para bien es un logro para mi».

El equipo sumó un punto, aunque Rivero asegura que «nos fuimos con la sensación de haber perdido dos puntos, fuimos superiores pero la suerte y el destino quiso dejarnos con la miel en los labios».

El Xerez B encara un encuentro clave para el desarrollo de la temporada. Los azulinos se enfrentan a la UD Roteña, partido que Dani considera como «muy importante, contra un equipo que está llamado a estar ahí arriba pero sabemos que en casa somos fuertes, pero es verdad que el partido se presenta más exigente que los demás, tenemos muchas ganas de volver a encontrarnos con la victoria y seguir sumando puntos en casa».

Para terminar, el jerezano lanza un mensaje a la afición: «Por suerte o por desgracia somos de los pocos equipos que se pueden ver desde fuera del estadio y ahora más que nunca se necesita ese aliento para la recta final de la primera vuelta. Siempre y cuando se respeten las medidas de seguridad toda ayuda es poca para hacernos ver que somos uno».

Pin It on Pinterest