El Xerez Toyota Nimauto no pudo sumar su tercer triunfo en el Ruiz Mateos tras sufrir un serio atasco en la parcela ofensiva frente a un Jaén Paraíso Interior que mostró todo su potencial defensivo y tan solo concedió un gol que sería definitivo para que el partido terminara en tablas (1-1). Un punto que se antoja insuficiente teniendo en cuenta los méritos y las ocasiones para los de Azurmendi, pero que habrá que hacer bueno en la próxima salida.

Antes del inicio del partido, el club realizó un homenaje a Edu Villegas, socio de la sección de fútbol sala desde su fundación, haciéndole entrega de una camiseta con su nombre, en un pasillo formado por ambos conjuntos y la ovación del pabellón.

En lo que respecta al partido, las cosas se torcieron pronto ya que tras una acción polémica en la que Jaime Ramos fue derribado dentro del área, los colegiados no señalaron nada y ante la protesta del jugador azulino fue amonestado y el equipo sancionado con un libre indirecto a favor del filial jiennense al borde del área, con la que Karim adelantaba a los suyos.

La acción condicionó claramente el partido, aunque los de Azurmendi trataron de reponerse pronto. Poco a poco comenzaron a sucederse las ocasiones sobre el marco rival, pero Manu comenzaba a mostrar todo un recital de intervenciones. Tanto fue así que al descanso se llegaba con el resultado de 0-1.

En la segunda parte, el guion no cambió con un Xerez Futsal atacando y el Jaén B defendiendo y buscando la contra. No sería hasta el minuto 37 cuando llegaba la igualada. Joselu, que minutos antes perdonó una ocasión a portería vacía, no faltaba en su cita con el gol. Quedaban tres minutos y el público del Ruiz Mateos comenzó a apretar desde la grada en busca de la remontada.

Los xerecistas se volcaron sobre la meta visitante y merecieron llevarse el triunfo, pero la madera, una parada de Manu y una mala definición de Jaime Ramos hicieron que los primeros puntos se escaparan del Ruiz Mateos.

Pin It on Pinterest