A la conclusión del partido frente al Arcos, Álex Colorado compareció ante los medios donde explicó que «el vestuario está hundido». La derrota ha sido «otro palo más» tanto para el equipo como para la afición en un partido. El centrocampista jerezano no encontró explicaciones a que en prácticamente el único acercamiento del Arcos a la portería azulina «un centro en el que le da mal la mete dentro. Cada vez queda menos y tenemos que estar arriba».

Para Colorado una de las claves del partido ha estado en la expulsión de Fran Ávila. «Creo que si no nos quedamos con diez no perdemos. Empezamos bien el partido, el público estaba con nosotros, hemos llegado mucho por banda, pero al final nos pasa como siempre, la pelota no entra. Van pasando los minutos, nos quedamos con diez, entra el nerviosismo y luego llega el gol de ellos de aquella manera. Algo se está haciendo mal, tenemos que espabilar porque tenemos que estar arriba sí o sí».

Continuaba explicando que cualquier fallo, por mínimo que sea, termina siendo una losa muy grande a la que hacer frente. «Hoy ni siquiera ha sido un fallo y nos ha costado un gol. Ya con diez lo hemos intentado, pero no ha podido ser».

Pin It on Pinterest