Ante la imposibilidad de haberse podido celebrar la Asamblea Extraordinaria prevista para el pasado veintinueve de Enero a los efectos de informar a los socios, como dueños del Club, de la situación económica del Club y los problemas planteados al efecto por la pandemia del coronavirus y el estado de alarma generado por la misma, los socios que forman esta Junta Directiva quiere hacer constar:

  1. La temporada pasada, en concreto desde el 13 de marzo del 2.020, la situación de normalidad social se vio alterada con confinamientos domiciliarios por más de mes y medio. A ello hubo que añadir la suspensión de la competición y que nuestro primer equipo, llegase a jugar el play off de ascenso a Segunda B. Lo que, sin perjuicio del orgullo que nos debe de generar, toda vez que se nos negó de forma injusta dicho ascenso, hizo que económicamente, la temporada se cerrara con un déficit de 36.989,98 €.
  2. Con estos antecedentes, se inició la temporada 2.020-2.021, con una inmensa ilusión deportiva aunque con nubarrones que se veían venir desde el punto de vista sociosanitario y sus consecuencias desde el punto de vista de la economía del Club.

Como socios, nos quitamos el sombrero ante nuestra masa social que, con conocimiento de causa, sabiendo de antemano las dificultades de poder ni siquiera asegurarse el poder acceder a las gradas de Chapín para poder ver en directo los partidos de nuestro equipo, fueron DOS MIL CUATROCIENTOS SETENTA Y CUATRO, los Xerecistas que entendieron la necesidad de apoyo a su club haciendo frente al pago de su cuota social y carnet de socio para esta temporada.

El ser propietarios de un bien, genera derechos y obligaciones, unido a la garantía de PODER DECIDIR Y GOBERNAR NUESTRO PROPIO CLUB. Si bien, en tiempos de penurias como los que nos toca vivir en estos momentos, no menos cierto, que ello nos compensa con esa capacidad de decisión de todos y cada uno, que nada ni nadie nos va a quitar.

3. Cuatro meses después del comienzo de la temporada, la situación deportiva, tanto del primer equipo, con del Xerez B y la cantera, la que puede  competir, es muy positiva. Se apostó, dadas las características de la temporada y casi la necesidad del ascenso, por mantener e incluso mejorar la plantilla, y por otro lado, apostar de forma indiscutible, no por un entrenador, sino por primer vez por todo un equipo técnico que, bajo las directrices de las Junta Directiva y del Director Deportivo, conseguir un avance importantísimo en la marcha deportiva, no solo del primer equipo, sino de todas las categorías. Con un entrenador contrastado, jerezano y xerecista, con profesionalidad, experiencia y conocimientos que, apostando por el trabajo de equipo, encima apostaba por la cantera como forma natural y necesaria de evolución y crecimiento del Club deportivamente.

4. Esta apuesta, en estos tiempos tienen consecuencias. Durante casi todo lo que va de temporada, la posibilidad de asistencia de nuestros socios a los partidos oficiales se vio primeramente reducida a un máximo de 800 espectadores, después a 400 y últimamente a ninguno. Si ello es grave económicamente para cualquier club, mucho más para el nuestro que, con la masa social que gracias a Dios tenemos implica la imposibilidad de sacar a la venta ni siquiera una entrada para aficionados no socios.

5. Siendo todo ello cierto, no lo es menos, el gran trabajo realizado, con el apoyo de muchos en la consecución de patrocinadores del Club, habiéndose conseguido treinta y seis empresas y empresarios jerezanos que apoyan nuestro proyecto de forma ejemplar, colaborando con nuestro Club y habiéndose conseguido ingresos que superan el 140% de los previstos previamente.

6. A ello hay que añadir las tareas administrativas que han hecho posible la consecución, gracias al estar al día con nuestras obligaciones tributarias con la totalidad de las administraciones, de subvenciones por un importe importante, estándose en estos momentos en negociaciones y accediendo a nuevas convocatorias a fin de incrementar esta vía de ingresos.

7. Pero todo ello, no implica el que previsiones de ingresos, como lo eran el de las entradas a los partidos, que generaban unos ingresos importantes por partido no se generen ni se produzcan, así como los provenientes de la restauración, la cantera, venta de merchandising, etc.

8. Por todo ello, la intención de convocar Asamblea Extraordinaria del Club, a los efectos de dar conocimiento exhaustivo a los socios de la situación. De hacer ver que, siendo aún importante los derechos económicos reconocidos a favor de la Entidad hasta final de temporada, los mismos difícilmente van a dar para cubrir y hacer frente a los gastos y pagos a efectuar, dado que de ninguna de las maneras se está dispuesto a llegar a una situación grave de viabilidad económica de la Entidad, siendo la idea buscar soluciones preventivas. De la apuesta de la Junta Directiva por intentar mantener, además, toda la estructura del Club, de que el mismo no se vea perjudicado en su funcionamiento.

9. Para ello, se pretendía proponer a los DUEÑOS DE LA ENTIDAD, LOS SOCIOS, posibles medidas a tomar, lo que sí se pudo informar previamente a anteriores directivos del Club y plantilla como:

  • Asegurar a la plantilla los derechos económicos que le corresponden, si bien se hace ver posibles demoras en hacer frente a algunos de los pagos, adecuando sus cobros a las disponibilidades de tesorería.
  • Llegar a acuerdos con el equipo técnico.
  • Solicitar a la AEAT y a la TGSS fraccionamientos en los pagos de tributos y cuotas sociales.
  • Proponer a los socios el que, el acceso a los partidos de competición, se sujete al abono de entrada para todos los espectadores.
  • Aplicación de Plan General de Tesorería con priorización de pagos urgentes e inaplazables.
  • Estudio de fórmulas planteadas para la participación de socios, dentro de sus posibilidades como inversores propios del Club.

Son momentos difíciles para todos desde muchos puntos de vista. Con la luz de la vacuna al final del túnel. Momento en el que todo debemos de remar juntos, dejando atrás pequeñas diferencias o pareceres y, se quiere dejar constancia de que no se han bajado los brazos, que se sigue gestionando y luchando minuto a minuto, porque los problemas no sean más graves, que la marcha del Club sea armónica como lo es ahora, que se ha informado a los posibles afectados y negociado con ellos, agradeciendo públicamente la buena disposición de todos en estos difíciles momentos para todos los habitantes de este planeta, y que cada uno con nuestro esfuerzo debemos intentar mitigar en lo que se pueda.

10.- La intención, es celebrar Asamblea General en cuanto la situación nos lo permita, echando de menos la comunicación con el resto de socios, nuestros Ateneos, el trato diario que todo lo aclara, esperemos que a la mayor brevedad, todo ello sea posible.

Pin It on Pinterest