Tras la derrota en Sevilla, el capitán del Xerez Deportivo FC, José Manuel Camacho explicaba que el vestuario está «jodido» después de encajar dos derrotas consecutivas. «Queríamos resarcirnos de la derrota del pasado domingo y ha sido un palo bastante duro».

En palabras de Camacho, la jugada del gol viene propiciada por un fallo en la entrega de un balón por dentro que propició un mano a mano contra Toboso «y el jugado del Sevilla ha estado acertado. Tenemos que tener los pies en el suelo y seguir trabajando día a día».

«Tenemos que recapacitar sobre lo que ha ocurrido, y más ahora que tenemos dos semanas por delante que van a ser bastante largas», continuaba explicando. Para el guardameta azulino, además de tranquilidad, también se han propiciado una serie de factores que terminado provocando la derrota del equipo.

Para reponerse del golpe, Camacho apela a «mantener la cabeza fría» y «corregir lo que venimos haciendo mal y trabajando duro para llegar lo mejor posible al partido frente al Ciudad de Lucena». «Entendemos que la afición esté jodida, siempre están con nosotros y hoy no les hemos podido dar esa alegría».

Pin It on Pinterest