José Manuel Camacho atendía a los medios presentes en Chapín tras la derrota ante el Antoniano. El guardameta xerecista reconocía que el vestuario está muy tocado tras “el duro palo que nos hemos llevados”. Pese a ello apelaba a darle la vuelta lo antes posible porque el miércoles hay que afrontar un nuevo encuentro de Liga.

Ante la falta de gol del equipo, que de nuevo se ha quedado sin ver portería, el meta declaraba que “en momentos el equipo cae en precipitaciones y fallamos en pases fáciles o en finalizaciones. Tenemos que recapacitar, saber que el miércoles hay otra final y seguir trabajando porque los resultados van a llegar. La suerte nos está golpeando bastante duro. Los errores nos están penalizando demasiado”.

Sobre el gol, Camacho comentaba que viene propiciado por un malentendido en el que se produce un mal pase. “No nos hemos entendido, se ha quedado el balón muerto y como digo en cualquier mijita nos hacen un gol. Está en nuestras manos darle la vuelta a la situación cuanto antes”. “He intentado achicar lo antes posible y aguantarle, pero al echarse el balón a un lado no lo he podido desequilibrar ni tocar el balón”, explicaba.

Después de una racha negativa de resultados, Camacho apuesta por seguir trabajando y recuperarse cuanto antes del golpe. “El miércoles tenemos otro partido y no valen las lamentaciones. El equipo se lo deja todo en los entrenamientos y los partidos y la suerte no la tenemos de cara”. Por todo ello, el meta xerecista apela a la unión del vestuario, seguir siendo una piña y trabajando como hasta ahora.

Pin It on Pinterest