José Manuel Camacho firmó una actuación estelar en el partido frente al CD Utrera. El guardameta xerecista se convertía en protagonista inesperado después de que, hasta en dos ocasiones, detuviera los lanzamientos desde los once metros del CD Utrera. El meta, que encadena ya varias jornadas en el equipo titular reconocía a la conclusión del choque que «en lo personal estoy contento. Todos los días no se paran dos penaltis consecutivos, pero a la vez me voy jodido por no haber podido ganar en casa. Veníamos de sufrir una derrota y queríamos los tres puntos. Aun así, me quedo con lo positivo, que el equipo una vez más se ha vaciado y ahora debemos mejorar lo que se ha hecho mal y reforzar lo que se ha hecho bien».

Según explicaba el meta azulino, el colegiado ordenó repetir el penalti porque un compañero había entrado en el área antes de que se ejecutara el lanzamiento. «El línea dijo que yo estaba dentro. Lo viví con muchos nervios, porque a la tensión que supone un penalti, y de haberlo parado, lo manda repetir, pero he tenido la suerte de pararlo también». «Es la primera vez que paro dos penaltis seguidos. Tenía mucha euforia por dentro, pero en esos momentos es cuando más tranquilo debes estar», continuaba explicando.

El resultado no dejó satisfecho ni a Camacho ni al resto de sus compañeros, que dispusieron de ocasiones, pero que no lograron materializar. «Hemos tenido hoy falta de gol, lo preocupante sería que no gozáramos de ocasiones. Es normal que la afición se vaya disgustada, sabemos en el club que estamos y ahora debemos estar tranquilos, estar más juntos que nunca y trabajar día a día».

De cara al próximo partido, el capitán xerecista apuesta por «trabajar más duro, mejorar lo que no se ha hecho bien y reforzar lo que hemos bien. Afrontaremos el partido como uno más».

 

Pin It on Pinterest