Finalizado el encuentro en el Guadalquivir donde el Xerez despidió el año con derrota, Antonio Bello afirmaba que el equipo había salido bien al encuentro mentalizado de lo que había que hacer para sacar un resultado positivo. “Empezamos fuertes, pero en cualquier ocasión que nos crean nos hacen gol. No sé si es falta de concentración. Hemos tenido el control del partido, pese a las condiciones del campo hemos desplegado un buen juego, creando ocasiones, pero al final si no haces gol no sirve para nada”. “Llegará el momento en el que a base de trabajo entre la pelota. Tenemos que materializar las ocasiones que tengamos porque en esta categoría cuando te pones por debajo en el marcador es muy difícil remontar”.

Continuaba explicando el capitán xerecista que cuando te pones por debajo en el marcador tan pronto debes hacer frente a otros aspectos del juego como que el rival se sienta más cómodo o haya continuas pérdidas de tiempo. “Si el equipo aguanta el 0-0 como la semana pasada, sin cometer errores, al final con meter una nos habría valido para llevarnos los tres puntos. Tenemos que hacer autocrítica, con la misma actitud, que ha sido de diez, con el mismo juego, lo único que nos hace falta es meterla entre los tres palos”.

Pese al mal estado del terreno de juego, Bello no quiso buscar excusas y declaraba que “era el mismo para los dos equipos”.

Por último, explicaba que, pese a los resultados del resto de rivales directos, el Xerez debe centrarse en su propio trabajo y en sacar todos los partidos adelante. “Es un paso atrás porque sabíamos que ganando nos íbamos de vacaciones en playoff, pero somos los primeros que vamos a trabajar por estar ahí. Todavía queda mucho e intentaremos corregir lo poco que nos ha faltado hoy”.

Pin It on Pinterest