El Xerez Deportivo FC encara ya la tercera semana de entrenamientos. Los xerecistas han regresado en un gran estado de forma y con la ilusión por bandera por disputar el playoff de ascenso a Segunda B. La primera plantilla ya acumula más de siete sesiones de trabajo en las piernas y poco a poco va quedando atrás la inactividad originado por el confinamiento. En palabras del capitán Antonio Bello, el grupo «tiene muchas ganas e ilusión y eso nos lleva a coger el ritmo más pronto si cabe. Tenemos muchas ganas de que llegue la fecha señalada».

El jerezano es uno de los jugadores más veteranos de la plantilla, aunque reconoce que se está encontrando en un buen tono físico en estos primeros días de trabajo. «Esta semana nos iremos encontrando mejor e iremos recuperando el ritmo que teníamos antes de que se paralizara todo».

Tanto el pasado sábado como ayer martes, Josu Uribe pudo dirigir sus primeros entrenamientos sobre el césped de Chapín. En este sentido, Bello explica que «es un campo más parecido al que nos vamos a encontrar en Marbella. Necesitamos entrenar aquí el máximo de días posibles». «Las ganas que tenemos, están haciendo que los entrenamientos sean más intensos. Hemos vuelto con muchas ganas y eso unido a la ilusión de la afición lograremos estar en el mejor estado de forma lo antes posible». «Sabemos que todavía queda mucho tiempo, que no podemos obsesionarnos con el partido, pero es imposible quitártelo de la cabeza en algún momento del día».

Por último, el capitán xerecista destacó el importante apoyo que desde el primer día de la vuelta a los entrenamientos están recibiendo por parte de la afición. «Poco más se le puede pedir. La ilusión que hay en la ciudad es una cosa muy bonita. Salga como salga el playoff esa ilusión, nerviosismo y alegría no se podrá calcular. Queremos devolverle ese apoyo ganándole primero al Ciudad de Lucena y luego a quién llegue a la final».

Pin It on Pinterest