El Xerez Deportivo FC regresaba en la mañana de este miércoles a los entrenamientos después de disfrutar el martes de una jornada de descanso. Los xerecistas se ejercitaron sobre el césped de Picadueñas con la principal novedad de Manuel Baeza. El sevillano se reincorporaba al grupo tras superar el Covid-19, que le ha mantenido fuera de la dinámica de entrenamientos y partidos los últimos 10 días. El jugador azulino ha realizado parte de la sesión con sus compañeros y otra junto a Oca y Dani Aguilar para ir, poco a poco, recuperando el ritmo de competición.

El propio jugador, a la conclusión de la sesión, explicaba que «esperaba encontrarme algo peor, aunque he trabajado parte al margen del grupo las sensaciones han sido muy buenas». Durante los días en los que ha estado confinado, Baeza ha seguido un planning de trabajo que ha tenido que realizar en casa, aunque no al ritmo que le hubiera gustado. «El cansancio por la enfermedad no me ha permitido ejercitarme al ritmo que me hubiera gustado, pero en estos últimos días me he ido encontrando mejor y he ido recuperando sensaciones».

El parón de este fin de semana beneficiará a jugadores como Baeza y Oca, que todavía no trabajan al mismo ritmo de sus compañeros. Por ello, el nivel de readaptación será progresivo con el objetivo de que la próxima semanas ambos puedan estar disponibles para José Pérez Herrera. «El proceso de recuperación por el Covid-19 te puede dejar secuelas y hay más riesgo de lesión, por lo que me vendrá bien el parón de este fin de semana para ir entrando poco a poco con el grupo».

Por último, respecto a los partidos disputados por el primer equipo, Baeza destaca que frente a la Lebrijana «el equipo hizo muy buen partido». Asimismo en el choque frente al Arcos el equipo llegaba en muy buena dinámica «y la seguimos manteniendo. Terminamos un poco insatisfechos por el empate porque nos merecimos algo más. El equipo está trabajando muy bien e iremos a por la victoria en las jornadas que restan».

Pin It on Pinterest