El Xerez DFC Toyota Nimauto regresaba al Ruiz Mateos este sábado y lo hacía recibiendo al Atlético Carranque, un rival instaurado en la zona media de la tabla pero que ya fue capaz de vencer en la pista del líder, el CD El Ejido 2012. La afición xerecista volvió a responder y se entregó desde el primer segundo para llevar en volandas a los suyos desde la grada.

El choque arrancaba con un lanzamiento al palo de Christian en los primeros segundos de partido. El propio Christian, dos minutos después pondría la igualdad en el marcador, ya que los visitantes marcaron un tempranero gol instantes antes.

El Xerez buscaba ponerse por delante, pero otro gol del Atlético Carranque en el minuto 7 ponía nuevamente en ventaja a los malagueños. Christian se iba a convertir en la figura del partido, junto con Antoñito, que disputaba su último encuentro con la elástica azulina, y con un zapatazo lejano, anotaba un golazo para poner el 2-2 en el luminoso. Segundos después, de nuevo el atacante xerecista encontraba portería y colaba a los de Juan Carlos Gálvez, de nuevo ausente por enfermedad, por delante en el marcador.

Antes del pitido final, los asistentes disfrutaron de la jugada del partido. El capitán Paquito, después de sortear a varios rivales, se plantaba ante el portero y le regalaba el gol a Antoñito. Al descanso se llegaba con un 4-2 que daba seguridad para afrontar el segundo tiempo, pero no tranquilidad.

Al comienzo de la segunda parte llega el momento clave del choque donde el conjunto visitante se encuentra con 2 rojas directas en la misma jugada. Los malagueños jugaban con 3 jugadores únicamente y esa circunstancia la aprovechaba Partida para mandar un misil a la escuadra y poner el 5-2.

Ya con la igualdad numérica sobre la pista, los visitantes recortaban distancias con un doble-penal y con una muy buena jugada. Sin embargo, la reacción local no se hizo esperar y Antoñito anotaba el segundo gol de su cuenta particular. Carranque sacaba portero-jugador en los últimos minutos del partido, aunque Partida y Jaime Lorente ampliaban la ventaja en el marcador y se cerraba una gran tarde de goles y fútbol sala en el Ruiz Mateos.

Aprovechamos estas líneas para desearle toda la suerte del mundo a nuestro bigoleador, Antoñito, que abandona el club por motivos laborales. Desde el club le deseamos los mayores éxitos en su futuro y proyectos personales. ¡MUCHAS GRACIAS POR TODO, ANTONIO!

Pin It on Pinterest