Tras debutar como titular y con gol el pasado domingo en Chapín ante el Pozoblanco, Antonio Sánchez se presentaba esta mañana oficialmente en la sala de prensa del estadio. El atacante xerecista llega cedido por el Algeciras hasta final de temporada, después de una complicada negociación que finalmente llegó a buen puerto tras el trabajo de Edu Villegas. Precisamente, el director deportivo quiso agradecer en primer lugar al Algeciras su predisposición frente a ofertas de equipos de superior categoría. «Cualquier equipo realizaría un esfuerzo sobrehumano por un nueve de sus características. Nosotros somos un equipo serio y formal en todos los sentidos y tenemos la afición más rica de España y ese es uno de los principales factores por los que Antonio Sánchez está hoy aquí. La afición del Xerez quería a Antonio Sánchez y aquí está».

Además, dentro de la negociación del fichaje, la figura de Dani Herrera cobró una especial relevancia por su estrecha relación con el futbolista. «Su gestión ha sido fundamental para mí y para el Club», según explicó Edu Villegas.

Por su parte, Antonio Sánchez reconoció que uno de los factores que más le incitó a firmar por el Xerez es que «aquí voy a ser feliz, voy a estar al lado de casa y la mayoría de los compañeros ya los conozco. Tanto Dani, Edu, como la Directiva me han transmitido su confianza». De hecho, el delantero ha antepuesto ofertas de equipos de superior categoría para volver al Grupo X de Tercera División. «Lo más importante para un futbolista es la calidad de vida y ser feliz y eso hace que puedas dar un mayor rendimiento».

En menos de una semana, Antonio Sánchez ya sabe lo que es entrenar, jugar en partido oficial y marcar con la camiseta del Xerez Deportivo FC. «Desde que llegué los compañeros me han acogido muy bien y lo del domingo fue un escándalo porque en este estadio te sientes futbolista. Intenté hacerlo lo mejor posible y estoy muy contento por la ovación que me brindó la afición».

Para Antonio Sánchez ser uno de los delanteros del Xerez no es una responsabilidad porque es consciente de que los delanteros viven de los goles. «La presión no me influye». «Tengo mucha confianza en mí mismo y tenía claro que quería meter gol, agradar y que la afición fuera consciente de que vengo a dar lo máximo y ayudar a que el equipo pueda estar arriba».

Pin It on Pinterest