Paso de gigante del Xerez Deportivo FC en Ceuta. El conjunto xerecista estrenaba entrenador y salió victorioso de un campo en el que ningún equipo había conseguido llevarse los tres puntos. Adri Rodríguez decantó la balanza del lado azulino con un solitario gol a 20 minutos del final. El propio centrocampista explicaba que “es una victoria muy importante en un campo complicado y además con un gol mío. Hacía tiempo que no anotaba y que mejor que en Ceuta”.

El gol vino propiciado por un disparo desde la frontal de Bello que no logró atajar el meta local y el rechace, gracias a la presión de Amin, le llegó manso a Adri para que solo tuviera que empujarla. “En este partido he jugado en una posición más adelantada para robar más balones en campo contrario. Entré al campo con fe de que iba a meter gol y me cayó el rechace y pude anotar el gol del triunfo”.

Cuando Adri vio que la pelota estaba dentro de la portería explicó que “no sabía cómo celebrarlo. Es importante hacer este gol para el equipo”.

En el tramo final del partido, y pese a jugar con tres futbolistas más, el Xerez tuvo que sufrir para terminar ganando, ante un Ceuta que dispuso de varias ocasiones a balón parado. “Son fruto de los nervios de los últimos minutos y no debe pasar más”.

Pin It on Pinterest