Uno de los protagonistas del partido frente al San Roque de Lepe fue Adri Rodríguez. El jugador isleño protagonizó una acción polémica justo después del 2-0 que provocó su expulsión y un penalti que metió al cuadro onubense de nuevo en el partido. «No ha sido penalti, el balón me golpea en la boca. Es una decisión del árbitro, pero quiero agradecer a mis compañeros el esfuerzo que han hecho en los últimos 20 minutos».

Pese a la expulsión, Adri destacaba que lo importante era sumar los tres puntos ya que «dentro de diez jornadas nadie se va a acordar del penalti, ni de la expulsión». Además, el defensor xerecista lamentaba la primera amarilla en una falta al borde del primer cuarto de hora del partido. «La podría haber evitado. Es la primera expulsión que sufro después de tres años aquí».

Sobre la afición, Adri explicaba que no se le puede pedir más. «Le damos las gracias de nuevo y esperemos que sigan así cada domingo».

En el partido de este domingo, Adri ocupó un puesto en el centro de la defensa junto a Edet, una posición en la que ya actuó habitualmente la pasada temporada. «Creo que lo hago bien de pivote y de central, todo lo que sea ayudar al equipo bienvenido sea».

Pin It on Pinterest